Sillas de auto para bebé

8 Agosto, 2012

 

Desde el momento en que nace tu bebé, la sillita del auto se convierte en uno de los accesorios más indispensables para los padres. Esto porque la sillita de auto es la mejor manera de transportar a tu pequeño al interior de un vehículo, ya que asegura que va seguro, en un espacio adecuado, y que en el caso de accidentes, va a contar con la retención necesaria.

Por lo demás, desde marzo de 2007 en Chile se convierte en ley (Decreto 176) el uso de silla de autos para todos los niños menores de cuatro años en automóviles fabricados a partir del año 2002. Y aunque la ley diga que el uso es obligatorio sólo hasta los cuatro años, recomendamos que se extienda hasta que los niños tengan las dimensiones suficientes para utilizar directamente los cinturones de seguridad, esto es alrededor de los 10 años. Es un error pensar que nuestra guagua va segura en nuestros brazos, no se puede sujetar físicamente a un niño a más de 25 km/h. En caso de colisión frontal a 50 km/h, un niño de 30 kg se convierte en un proyectil de una tonelada.

Por eso, Facemamá.com hizo una lista con las recomendaciones que debes tener en cuenta cuando buscas la silla ideal de tus hijos, y no olvides que el criterio de elección de las sillas va a depender del peso-edad de los niños.

Grupos 0 y 0+:

para bebés de menos de 10 kg y hasta 13 kg (aproximadamente hasta los 9 meses). En este caso, los porta-bebés, o sillas nido, son los específicos para bebés de este grupo, y se ubica de “espaldas a la carretera” en el asiento trasero (importante: NUNCA pongas el asiento infantil en el asiento delantero, frente a al airbag frontal de pasajero). Esta posición “en sentido contrario de la marcha” es la más segura para el bebé, ya que minimiza el riesgo de lesión cervical en caso de choque frontal.

Los lactantes tienen la cabeza desproporcionadamente grande, y su centro de gravedad se ubica muy alto por encima del ombligo. Ellos necesitan un sistema que les permita tener la cabeza firme ante cualquier movimiento brusco. Lo ideas es instalar su sillita de auto aproximadamente en un ángulo de 45 grados.

Estos porta bebés vienen equipados con un arnés de seguridad, que comúnmente tiene 5 puntos de anclaje. La idea de las correas de estas sillas de auto es que puedan ajustarse al crecimiento del bebé en todo momento, sin dejar de asegurarlo.

Recomendaciones: Preocúpate que las correas del arnés estén a la altura del hombro del bebé. Asimismo, si vas a cubrir a tu pequeño con una manta o frazada, preocúpate de hacerlo por encima de las correas, de esa manera es más seguro.

Esta silla de auto te servirá hasta que tu bebé ya haya crecido y no quepa en ella, o cuando su cabecita, brazos o piernas ya queden fuera de la estructura rígida

 

Grupo 1:

Para niños de entre 9 y 18 kg (hasta los 3-4 años). La silla se sigue situando en la parte trasera del auto, pero en este caso en el sentido de la marcha. La silla “de orejas” sujeta al niño mediante un arnés con 5 puntos de anclado, compuesto por una banda abdominal, una banda entre las piernas y tirantes para los hombros. Pensando en su comodidad (sobre todo en los trayectos largos), es mejor que elijas un asiento fácilmente reclinable, para que el niño pueda dormir la siesta.

Al igual que la silla anterior, servirá que tu hijo ya no quepa en ella, o sienta que está apretado.

Grupos 2 y 3:

Para niños de entre 15 y 25 kg. y entre 22 y 36 kg. En esta etapa ya se puede pasar a los cojines elevadores, que mantienen al niño a suficiente altura para que el cinturón de seguridad de 3 puntos pase por el tórax y no por el cuello.

Hay tres tipos de cojines elevadores para los autos, que dependen del peso del niño, aunque hay veces en que el mismo cojín puede adaptarse a medida que el niño crece (asientos evolutivos).

Escrito por admin - Archivado por: bebe, noticias-destacadas